CONTROL DE PLAGAS GALICIA - BIOSEGURIDAD ALIMENTARIA - GESTIÓN INTEGRADA DE PLAGAS
 
Cocina desinfectada. ¿Cómo conseguirla?
Limpiar la cocina

Cocina desinfectada. ¿Cómo conseguirla?

Una cocina desinfectada correctamente nos evita muchos problemas de salud. Seguro que te has preguntado en varias ocasiones, ¿tendré la cocina desinfectada correctamente? Limpiar no es desinfectar, no es lo mismo ni se realizan los mismos trabajos. En este post te contamos algunos trucos para que consigas una correctamente desinfección de tu cocina.

Debemos tener en cuenta que el ámbito de la cocina es uno de los lugares más propicios para la propagación de bacterias y gérmenes ya que es en la cocina el lugar donde manipulamos, preparamos y conservamos gran cantidad de alimentos crudos. Además la cocina es un lugar en el que se acumula vapor, humedad y calor. Son estas las condiciones, que faciltan la reproducción de gérmenes y bacterias. La cadena de contagio se establece muy fácilmente y por contacto directo con los utensilios y/o alimentos. Las consecuencias son realmente poco deseables: desde diarrea y vómitos hasta las intoxicaciones alimentarias de distinto calibre.

Cocina desifectada Vs cocina limpia.

Cuando realizamos la limpieza de nuestra cocina, aparentemente hemos eliminado todos los microbios, sin embargo, no siempre es así. Es possible que simplemente los hayamos trasladado de lugar. Por este motivo es necesario destruirlos y esto se logra con una adecuada desinfección.

  • LIMPIEZA: se refiere al uso de agua y jabón para eliminar la suciedad y algunos gérmenes.
  • DESINFECCIÓN: es el uso de soluciones limpiadoras que contienen sustancias que eliminan las bacterias y otros gérmenes.

El hipoclorito de sodio, comunmente es conocido por lejía, es el más efectivo desinfectante para la superficie y utensilios que se utilizan en la preparación de alimentos. Es muy recomendada para usar en las zonas alimenticias porque actúa de inmediato y después se descompone en agua y sal, sin dejar residuos tóxicos sobre las superficies. Otras superficies que precisan limpieza profunda son las mesas para cambiar a los bebés y los cestos de basura.

Si en el hogar hay niños, personas mayores, enfermos o mascotas los riesgos son mayores y hay que extremar el cuidado en la desinfección.

Cocina desinfectada. Puntos críticos.

En los trapos de cocina, los estropajos, bayetas, tabla de cocina, cubos de basura… podemos encontrar algunos de estos puntos críticos. Si un estropajo, con el que fregamos platos, cubiertos, potas, sartenes,.. está infectado, es fácil comprender que al utilizarlo estaremos contagiando todo lo que toquemos con él.

Los estropajos y bayetas, son un criadero de gérmenes y bacterias, así que te vamos a proponer dos maneras distintas de tenerlos siempre correctamente desinfectados.

cocina desinfectada

Estropajos

 

Método 1

  • Deja en remojo los estropajos y bayetas toda la noche en una mezcla de agua caliente (un vaso grande), medio vaso de vinagre blanco y tres cucharadas de sal. Al día siguiente enjuaga y escurre bien.
  • Introduce en el microondas esponjas y estropajos dentro de un recipiente con 125 ml de agua fría. Y conecta dos minutos a máxima temperatura. Recuerda: debes hacerlo siempre con la esponja húmeda. Deja enfriar antes de tomar el recipiente con la esponja para no quemarte.

¡Recuerda! Puedes sustituir el microondas por un ciclo de lavavajillas, con otros cacharros incluidos en el mismo lavado…

Método 2

  • Pon 1 cucharada de lejía en 125 ml de agua y deja en remojo la esponja o estropajo en esta mezcla durante 5 minutos. Enjuaga bien, y ya está listo para su reutilización.

¡Recuerda! Debes tener en cuenta que este segundo método es igual de eficaz con las bacterias, pero no tanto con los mohos y levaduras…

La tabla de cortar es otro de los puntos críticos de contagio de bacterias como la Salmonella, (que provoca diarrea, vómitos, fiebre).

cocina desinfectada

Tabla de cortar

  • Si las tablas tuvieran rayaduras muy profundas cámbielas por otras.
  • No corte el pan donde corta carnes o vegetales.
  • Utilice distintas tablas para alimentos crudos y cocidos o desinféctela muy bien si usa una sola.

 

El fregadero es otro de los puntos críticos, el cual debes tener en cuenta para tener tu cocina desinfectada. No nos vamos a poner a desinfectarlo todos los días, pero deberíamos mantener una rutina. Es por esto que estaría bien que te marcaras un día para hacerlo.

cocina desinfectada

Fregadero

Para desinfectar el fregadero, lo ideal es utilizar vinagre blanco. Empapa el estropajo en vinagre y frota a conciencia todo el fregadero. Para las juntas o bordes del mismo puedes utilizar un cepillo de dientes en desuso para limpiar la suciedad acumulada en estos recobecos.

Para darle brillo al fregadero debemos frotar con un papel empapado en vinagre y despues quitar brillo con un trapo de cocina que no suelte pelusas.

 

Cocina desinfectada. Ojo con los Alimentos.

•     No deje los restos de una comida que puede comer más tarde sobre la mesa o dentro del horno; coloque todo en la nevera.

•     Cuando saque comida del congelador póngala en la nevera o utilice el microondas, no la descongele a temperatura ambiente.

Cocina desinfectada. Más bacterias en la cocina que en el baño.

Compartimos con vosotros una noticia que aparecía en el periódico ABC, en la que se afirmaba que en una cocina, existían más bacterias que en un baño.

Contrariamente a lo que se piensa, nuestro hogar es un foco de infecciones debido a la gran cantidad de microorganismos que habitan con nosotros.

El aumento global de las infecciones provocadas por bacterias, virus, hongos, priones y parásitos es una realidad que afecta a todos los países, tanto desarrollados como no desarrollados.

No se trata solo de las enfermedades infecciosas que todos conocemos como la tuberculosis o la malaria que suelen no preocupar a los países desarrollados. Hay muchas enfermedades infecciosas que pueden ser prevenidas o contenidas con medidas de higiene sencillas, señala el Consejo de Higiene Global.

De hecho, la gente suele pensar que el hogar no es un foco de infección. Por el contrario, convivimos con una gran variedad de microorganismos. Si bien no todos producirán una enfermedad, no hay duda alguna de que algunas medidas básicas de higiene pueden evitar la proliferación de infecciones en casa.

Sobre todo en nuestras cocinas donde pueden encontrarse muchas bacterias. De hecho, solo la pila de la cocina contiene 100.000 bacterias más que el baño, indica el Consejo de Higiene Global. Pero estos microorganismos están presentes en los lugares que podemos imaginar como el suelo, el cubo de la basura… Y otros en los que no tanto: tablas de picar, nevera e incluso, en nuestras bayetas y estropajos.

Paradójicamente, lo que usamos para limpiar también es un foco de infección. De hecho, un estudio del Consejo de Higiene Global asegura que nueve de cada diez (89%) paños de cocina usados en todo el mundo contienen los peores niveles de bacterias.

Los aliados de las bacterias

Hay que tener en cuenta que estos «imprescindibles» de la cocina están permanentemente húmedos, suelen tener restos de comida y de suciedad convirtiéndose así en un aliado ideal de las bacterias. El mal olor de estropajos y bayetas se debe precisamente a la presencia de bacterias anaerobias que al fermentar materia orgánica liberan gases.

Por ello, el Consejo de Higiene Global recomienda utilizar paños desechables. Otra opción es ponerlos en remojo con desinfectante durante toda la noche.

No hay comentario

0

Envía un comentario